martes, 20 de enero de 2015

Turramurra - Macquarie Park (via Lane Cove)

Otra sencilla excursión encadenando varias zonas verdes sorprendentemente salvajes rodeadas de barrios residenciales. El paseo comenzó en Turramurra, y enseguida me encontré dentro del profundo bosque de Sheldon. La sombra de los árboles ayudó a combatir el terrible sol, pero la humedad seguía siendo muy alta. El bosque estaba bastante silencioso salvo por la caída ocasional de alguna rama. Resalto lo del silencio porque durante el verano los insectos suelen ser muy escandalosos. El bosque y sus laberínticas sendas están mantenidos por los vecinos y grupos de scouts.

Salí del bosque al llegar al Mimosa Oval. En Australia hay dos tipos de campos para practicar deporte: los rectangulares para jugar al fútbol "normal" y al rugby league, y los "oval", para jugar al fútbol australiano y al cricket. Por algún motivo este campo vecinal se llama Mimosa Oval pese a ser rectangular, como se puede ver en Google Maps.

Tras recorrer algunas calles, me volví a meter en el bosque, esta vez siguiendo una pista que desciende hacia Lane Cove. Una vez en el fondo del valle, el camino enlaza con el Great North Walk, que seguí hasta el puente De Burghs. Este tramo de ya lo había recorrido antes. A partir de ahí continue junto a la autovía hasta la estación de destino, Macquarie Park.



domingo, 4 de enero de 2015

Dee Why - Manly

Este sencillo paseo no aparece en las guías, pero debería. Comienza en la laguna de Dee Why y recorre cuatro playas hasta llegar a Manly. La primera playa es Dee Why, larga y bonita. Una senda por encima del acantilado lleva hasta un precioso mirador sobre la playa de Curl Curl. Hoy era un día luminoso y de aguas cristalinas, y se mezclaban en azul marino con el verde esmeralda y la arena dorada. Recorriendo esta playa se llega a un camino más acondicionado que lleva, de nuevo sin separarse de la costa, hasta la tercera playa, Freshwater Beach, la única de las cuatro que no tiene un río y una laguna. Una colina demasiado urbanizada conduce hasta la famosa playa de Manly.

Este paseo de 10 kilómetros forma parte del recorrido del "Bloody Long Walk" (me ahorro la traducción), que es una actividad benéfica anual que consiste en ir, cada uno al ritmo que pueda, desde Palm Beach hasta el North Head, unos 35 kilómetros.







domingo, 28 de diciembre de 2014

Berowra - Mt Kuring-gai (por Cowan Creek)

Hace unos meses hice la ruta entre Mt Kuring-gai y Berowra a través del Berowra Creek, el valle al Oeste de ambas localidades. Ayer hice el camino inverso, pero por una ruta distinta: el valle de Cowan, otro estuario situado al Este. Es un paseo sencillo en los límites del Parque Nacional de Kuring-gai. Comienza con un descenso en zig-zag desde la estación de Berowra hasta el borde del agua, y luego transcurre por la orilla hasta el embarcadero de Apple Tree. Allí había multitud de familias disfrutando de sus lanchas y yates en un día de cielo plomizo y agradable frescor. Finalmente, una subida conduce hasta la estación de Mt Kuring-gai.




domingo, 7 de diciembre de 2014

Tormentas

En ocasiones Sydney encadena varios días consecutivos de tormentas. En esta ocasión llevamos 10 días de calor y fuertes tormentas por la tarde. Estas tormentas veraniegas suelen llegar del interior (el oeste) donde se forman espectaculares nubes. Gracias al radar meteorológico es fácil ver el avance de estas nubes y puedes planificar cuándo conviene salir de casa y cuándo hay que correr para evitar el chaparrón.

Además de los estragos causados por las trombas de agua y las ráfagas de viento, las tormentas de estos días llaman la atención por la violencia de los rayos y truenos. La ciudad ha sido sacudida por muchos rayos, que han causado varios heridos y el incendio en una subestación eléctrica a dos manzanas de mi casa.

Normalmente solo publico mis propias fotos en este blog, pero hoy voy a hacer una excepción. Un joven fotógrafo llamado Roland Taylor realizó esta llamativa composición combinando 20 exposiciones en un periodo de 30 minutos durante la tormenta del pasado miércoles. Él mismo explica el proceso que siguió para elaborar esta imagen.


Este tiempo no es nada extraordinario en Sydney. Desde que llegué ya he asistido a varios episodios similares. Los que llevan aquí más tiempo se acuerdan de la apocalíptica "tormenta roja" de 2009, o la costosa granizada de 1999.

lunes, 24 de noviembre de 2014

Coalcliff - Austinmer

Otro paseo por la costa al sur de Sydney, esta vez entre las estaciones de Coalcliff y Austinmer. Es un tramo de la sierra costera de Illawarra. La distancia entre la cresta de la sierra y el mar es mínima y apenas deja sitio para la línea de ferrocarril, la carretera y algunas poblaciones. En algunos lugares ni siquiera queda sitio para eso: el ferrocarril se esconde en túneles y la carretera se adentra en el mar, como en el viaducto Sea Cliff Bridge, protagonista de varios anuncios de coches.

La ruta comienza con una cómoda subida, y luego transcurre por el filo de la sierra hasta llegar a Sublime Point, un mirador a 400 metros de altura. Desde allí se desciende vertiginosamente por la ladera, incluyendo varios tramos de escaleras metálicas casi verticales, no aptas para todos los públicos.




lunes, 10 de noviembre de 2014

Gerringong - Kiama

Hace unos meses hice un recorrido por varias localidades de Illawarra. Entre otros lugares, visité Kiama, y ya entonces anuncié mi intención de volver por allí para hacer una ruta. Ayer cogí el tren y en unas dos horas y media llegué a Gerringong, una pequeña localidad 130 kilómetros al sur de Sydney. Parece un lugar muy tranquilo que ocupa una ladera y un brazo de tierra entre una larga playa y un lago costero. Ese fue el punto que elegí para comenzar a recorrer la senda costera que me llevó hasta Kiama, unos 12 kilómetros más al norte.

Nada más empezar a caminar ya se observan algunas similitudes entre esta región y Asturias. El paisaje es verde, el perfil de la costa alterna playas y acantilados. En lugar de la densa vegetación forestal a la que estoy acostumbrado más cerca de la ciudad, aquí hay grandes praderas delimitadas por alambres o incluso algún muro de piedra. En ellas pasta el ganado. Por cierto, que estas praderas no eran tales hace 200 años. La masa forestal de esta región fue rápidamente talada y su valiosa madera fue utilizada en la construcción de la colonia.

El camino no tiene ninguna dificultad. El sendero no está muy marcado, pero resulta inconfundible porque está convenientemente segado. Un cartel advierte al paseante de que no debe salirse de lo segado, entre otros motivos por los bichos que pueda haber entre la hierba. Las vistas son muy hermosas y compensan ampliamente el desplazamiento. Se atraviesan varias playas y se puede observar la geología del terreno, también diferente a la de la cuenca de Sydney. Aquí las rocas sedimentarias se combinan con las ígneas, dando más variedad al terreno.







martes, 4 de noviembre de 2014

Sculpture by the sea

Cada año durante esta quincena el paseo costero que sale de Bondi hacia el sur se convierte en una exposición de esculturas al aire libre. Es muy popular y parece que medio Sydney estuviese allí, incluso entre semana. Este año fui durante un atardecer sorprendentemente frío y con el mar agitado, lo que proporcionó un marco muy bonito.