domingo, 27 de julio de 2014

Mt Kuring-gai - Berowra

Hoy volví a calzarme las botas para recorrer otro tramo del Great North Walk entre las estaciones de tren de Mount Kuring-gai y Berowra. Este segmento enlaza con otro que ya hice el año pasado entre Berowra y Cowan. Aunque estamos en medio del invierno, el tiempo hoy fue muy soleado y agradable para pasear. El camino desciende hasta el Berowra Creek, una lengua de agua por la que el océano se adentra en la tierra. El camino transcurre todo el tiempo dentro del frondoso bosque, acompañando y cruzando algunos arroyos por rocas con escalones tallados y atravesando zonas inundables, por lo que esta ruta no es practicable en época lluviosa. A la hora del bocata una Kookaburra (el pájaro de la foto) demasiado ansiosa me obligó a continuar un rato más, y el hallazgo del día fue un Euastacus, una especie de cangrejo de río.







domingo, 13 de julio de 2014

Hunters Hill - North Ryde (por Lane Cove)

Hace unos meses mis amigos me regalaron por mi cumpleaños un libro sobre el Great North Walk, una ruta senderista entre Sydney y Newcastle de casi 300 km de longitud. Previamente ya había recorrido algunos tramos, como Berowra-Cowan o el parque de Lane Cove. Hoy me calcé las botas para hacer dos subtramos cercanos al origen de la ruta. En las guías dicen que son de dificultad "moderada" y "difícil" respectivamente, pero en realidad son fáciles y suman unos 15 kilómetros.
Después de dos años aquí ya no debería sorprenderme encontrar rutas como esta a un paso del centro. Solo me llevó 15 minutos en autobús llegar desde mi casa al inicio de la ruta, en el puente de Tarban Creek, que es uno de los 7 puentes de la caminata del año pasado. Desde allí un camino muy bien cuidado y señalizado transcurre paralelo a la orilla, siempre dentro del bosque y atravesando parques demasiado limpios y bien equipados para ser reales. Al llegar al dique de Lane Cove me separé del río para subir hasta la estación de North Ryde y regresar a casa.
Mención especial para los interesantes humedales que se pueden encontrar por el camino, así como para el parque abandonado hace 40 años y que la naturaleza ha reabsorbido.





miércoles, 9 de julio de 2014

Lawson-Hazelbrook

Este domingo cogí el tren a las Blue Mountains para hacer una ruta alrededor de Lawson. En realidad fueron dos rutas. Por la mañana, un circuito que visita las cascadas al norte de esta población, y por la tarde un paseo para conocer las cascadas al sur, y terminar en Hazelbrook. Como estamos en pleno invierno el tiempo era algo fresco tanto por el viento en las zonas despejadas como por la sombría humedad en el fondo del valle. Todo el camino transcurre subiendo y bajando las laderas de los valles para pasar junto a una docena de cascadas. No había mucha agua, por lo que las cascadas no lucían mucho, aunque también había que cruzar el río en varias ocasiones y no creo que se pueda hacer con seguridad si ha llovido recientemente.

Aprovechando el despejado y ventoso día de invierno, al terminar la ruta pude hacer una foto desde la pasarela de la estación de Hazelbrook desde la que se ve el skyline del CBD a 72 km de distancia, según el GPS.





miércoles, 18 de junio de 2014

Illawarra

El pasado fin de semana, a pesar de la descorazonadora previsión meteorológica, alquilé un coche y me fui con unos amigos a explorar la región de Illawarra, a unas dos horas al sur de Sydney. Ya había estado anteriormente en la capital de esta región, Wollongong. Esta vez aprovechamos el coche para recorrer pintorescas carreteras que cruzan verdes paisajes salpicados por granjas, ganado, colinas y lagos.

La primera parada fue en Robertson, una pequeña población alrededor de la "Big Potato", una roca del tamaño de un camión y con cierto parecido a una patata. Otros atractivos turísticos de este lugar incluyen un (autoproclamado) famoso puesto de empanadas y haber sido la localización donde se rodó la entrañable película del cerdito valiente, Babe.

El siguiente destino fue Fitzroy Falls, una aldea diminuta donde un río se precipita desde la meseta hasta el valle en una hermosa cascada de casi 100 metros de altura. La visita resulta muy fácil gracias al aparcamiento, centro de visitantes, red de caminos y miradores.

Luego fuimos al Illawarra Fly Tree Top Walk, una moderna y cara atracción turística que permite caminar por unas pasarelas metálicas suspendidas a decenas de metros de altura y asomarse entre las cimas de los árboles. Desde arriba, a vista de pájaro, se domina una magnífica panorámica de la sierra de Illawarra y la rasa costera. En cierta forma, me recuerda a la vista de la costa desde el mirador del Fito.

Tras descender por una sinuosa carretera, nos detuvimos en Kiama, un pueblo costero con un bonito paseo marítimo. En un acantilado se encuentra un bufón como los de Pría. Por desgracia, cuando hicimos la visita no se daban las condiciones de mar adecuadas y el bufón no estaba activo, así que no tengo fotos (para eso está Google Images). Creo que voy a volver por este lugar alguna otra vez a ver si tengo más suerte y para hacer un prometedor paseo costero.

La última parada, ya sin apenas luz, fue en las afueras de Wollongong para visitar el templo budista más grande del hemisferio Sur. Apenas nos dio tiempo para asomar la cabeza.

Fue un día muy entretenido y agradable. Para mi fue emocionante descubrir paisajes parecidos a los asturianos, con sus verdes praderas, sus vacas y sus carreteras llenas de curvas.







domingo, 18 de mayo de 2014

Tour del chocolate en Sydney

Hace unas semanas me enteré de la existencia de un circuito turístico para conocer algunas de las principales chocolaterías de Sydney. Finalmente realicé el "tour del chocolate" ayer. Consistió en la visita a cinco chocolaterías y una heladería. Aunque descubrí algunos sabores interesantes, mi valoración general es algo pobre. La relación cantidad/precio es baja; en lugar de darme un atracón, me quedé con hambre, y para agravar las cosas, las tiendas ofrecen un descuento simbólico a los participantes en el tour. Por otro lado, las indicaciones del guía fueron anodinas o a veces incorrectas. En resumen, que el chocolate está rico, pero no recomiendo el tour.

domingo, 20 de abril de 2014

Cooks river

Ayer recorrí una parte del paseo fluvial junto al Cooks river. Se encuentra a apenas unos kilómetros al suroeste del centro, tan cerca que se puede llegar hasta allí con el recién prolongado metro ligero. La orilla de este río están salpicadas de parques e instalaciones deportivas, hiladas por una larga pista para ciclistas que se prolonga más de diez kilómetros. Durante el agradable paseo se pueden observar bonitas aves. Por desgracia, también se ven montones de residuos, principalmente recipientes de plástico, flotando por el rio y acumulándose en sus orillas.

miércoles, 16 de abril de 2014

Una botella de vino

Sydney no es la capital de Australia, sino de Nueva Gales de Sur (NSW), el más antiguo de los 6 estados que forman Australia. Tiene una superficie 40 veces mayor que la "vieja Gales del norte" o casi el doble que la de España, y una población de más de 7 millones. Como Estado, tiene un Gobernador y un Premier con un consejo de Ministros. Barry O'Farrell llevaba desempeñando el cargo de Premier durante 3 años hasta que esta mañana ha presentado la dimisión. ¿El motivo? Le han pillado en un renuncio en relación a un regalo que al parecer recibió. Según todos los indicios, el CEO de una empresa de gestión de aguas obsequió al recién nombrado Premier en 2011 con una ostentosa botella de vino valorada en $3,000. Hasta ayer, O'Farrell negaba haber recibido tal regalo, pero hoy las evidencias se han acumulado en su contra. Ha aparecido el recibo de la entrega en su domicilio particular e incluso una nota de agradecimiento manuscrita cuya caligrafía ha reconocido sin recurrir a ningún peritaje. Esta mañana, el Premier ha presentado su renuncia y ha admitido que su memoria puede haberle fallado.

Curiosamente, hace un año O'Farrell decidió dar ejemplo y suspendió temporalmente en sus funciones a su propio ministro de finanzas Greg Pearce cuando se supo que éste había cargado al erario público un viaje privado a Canberra por valor de apenas $200.

El Premier O'Farrell no estaba imputado en ningún proceso judicial, y la investigación que ha conducido a su caída se basa en el trabajo de ICAC, una agencia independiente dentro del propio gobierno de NSW. Ha sido durante su comparecencia de hoy como testigo ante la ICAC cuando le han presentado las pruebas que han desmontado su defensa.

Viniendo de España, todo esto suena un poco extraño. Estamos acostumbrados a que los cargos públicos y representantes electos se agarren a su silla, nieguen las evidencias por abrumadoras que resulten, realicen contradictorios desmentidos, resistan numantinamente ante imputaciones judiciales, y todo ello ante sospechas de corrupción, obsequios o sobresueldos con cifras bastante más abultadas. No creo que sea posible generalizar, pero mi sensación es que la manera australiana de hacer las cosas es más saludable.